dormir mal, dormir poco

“Buf, hoy he dormido fatal, ni me aguanto!”, “Me desperté a las 4 y no he vuelto a pegar ojo”, “Vaya, menudas ojeras!”, “He pasado toda la noche en vela y estoy de los nervios”…
Te identificas con alguna de estas frases?
Puedes notar en tí y en los demás que estas quejas sobre la calidad de nuestro sueño son, cada vez, más y más frecuentes.

Todo el mundo ya sabe, sobretodo por experiencia propia, la importancia de dormir bien. Por el contrario, nadie sabe todavía el por qué del dormir. Científicos de todo el mundo se reunen anualmente en congresos para debatirlo y aún no han llegado a saber qué hace que durmamos. Todavía no existe la píldora milagrosa que nos dé un sueño reparador. Así que mientras tanto, si duermes mal, duermes poco, o te quejas de levantarte demasiado cansado, éste es tu blog para seguir. En él informaremos y practicaremos para que puedas dormir decentemente de nuevo. No dudes en comentar tus experiencias aquí mismo, si lo deseas.dormirpocodormirmal

El precio de una mala noche de sueño afecta a la actividad que desarrollas el dia siguiente y a tu humor sobretodo. Quien no está más irritable después de no haber descansado lo suficiente? Cuando las malas noches vienen juntas y el problema se vuelve crónico, el insomnio afecta tus relaciones, tu productividad y te regala grandes dosis de preocupación y ansiedad. El círculo vicioso se hace cada vez más grande y parece que llegues a un punto de no poder volver a tus condiciones iniciales de sueño reparador, aún cuando aparentemente el motivo que te hizo dormir menos en un principio ya pueda haber desparecido. En estos momentos es cuando puedes llegar a preguntarte qué hay de equivocado en tí, que falla en tu mecanismo del sueño…pues bien, alégrate de saber que no falla nada en tu mecanismo. Igual que tu mente y tu cuerpo aprendieron a dormir poco, mal o nada, puedes volver a re-aprender a dormir como antes.
Y existen muchas maneras! Estate atento a los próximos posts

Anuncios