Consejos para dormir? Vale, pero qué vas a hacer tú?

Gracias Aurora, me alegro que este blog te sirva de ayuda. Te contesto a tu comentario en forma de post.

Lo que cuentas me suena muy familiar, que tu cuerpo se vaya acostumbrando a fármacos o a productos naturales…
Los dos tienen la misma base terapéutica, lo que hacen es aliviar los síntomas, aunque los fármacos, al ser de acción más fuerte, normalmente tienen más efectos secundarios que los productos naturales.

En mi caso, cualquier producto que me sedara o me proporcionase un sueño más profundo no solucionaba la causa de mi insomnio. Eso si, como dices tu, empezaba a estar bien hasta que mi cuerpo se habituaba.

Lo que hacía yo era decirme: Anda, que bien, parece que ya vuelvo a dormir mejor! Eso me ilusionaba y cuando mi cuerpo se acababa acostumbrando porque las causas subyacentes todavía permanecían ahí, la frustración de haber fracasado ayudaba a que el insomnio volviera con más fuerza que nunca.

Ahora me he dado cuenta de cómo dejaba la responsabilidad en unas pastillitas simplemente y si ya dormía mejor me olvidaba de mi completamente, me olvidaba de si había algo más detrás de esas noches en vela. Cierto es que el insomnio me agotaba hasta tal punto que si dormía bien durante una temporada lo último que quería hacer era preocuparme por si había algo más, ya me vendrían las preocupaciones solas.

Porque…a quien le gusta preocuparse?

Parece que a nadie, aunque todos lo hacemos. Preocuparse viene de Pre-Ocuparse, de estar pensando antes de pasar a la acción, antes de ocuparse. Muchos nos quedamos ahí. Por eso lo que yo propongo es ponerse también en ACCIÓN, porque cuando uno actúa ya no hay preocupaciones, la mente se aquieta y se encuentran soluciones más facilmente.

Si ya llevas probando una misma cosa durante un tiempo y no hay cambio, no esperes que las cosas cambien solas. Ya estás en el camino para dormir mejor. Has escrito un comentario explicando tu problema y estás buscando soluciones. De momento has buscado fuera.
Puedes aprovechar esos días en que te sientes bien, más descansada y con más fuerza para preguntarte sobre tus causas, sin juicios, con honestidad. Luego pide ayuda si es necesario para encontrar esas respuestas que ya se encuentran dentro de tí pero que quizás tu mente no las deja salir. Normalmente hay que enfrentarse a los miedos, y nuestra mente por sí sola ya se encarga de que no lo hagamos, por lo que en ocasiones no está de más pedir ayuda externa.

Así que las causas las puedes encontrar sola, o con ayuda, y eso ya lo verás por el mismo procedimiento que comentaba antes: si llevas probando el mismo tratamiento y no tienes resultados en un tiempo que tu crees que deberías haberlos tenido, entonces cambia! Quizás necesites cambiar la actitud frente al problema. Quizás necesites ser más consciente, y al darte más cuenta de las cosas, de ser más sincera contigo misma, la acupuntura y lo que hagas a continuación te será de mucha más ayuda.

En breve escribiré un post que ya tenía hace días en mente para comentar algo más sobre tu frase: “meterme en cama es horrible porque pienso que no voy a dormir y no duermo”.

Para acabar, deciros que lo que yo ofrezco escribiendo este blog son mis experiencias, conmigo y con los demás. El objetivo de este blog no es sustituir nada de lo que estéis ya haciendo para mejorar vuestro sueño. Soy Doctor pero no en Medicina. No voy a dar consejos porque no existe un remedio universal para el insomnio.
Mi intención es acompañaros a que os hagais preguntas, que os observeis sin juicios, y que mediante mi experiencia y la de otros podais ser conscientes de los recursos que teneis a vuestra disposición para hacer lo que tengais que hacer para dormir mejor.

Anuncios