Etiquetado: emociones Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Ismael 12:42 el 16 April 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: alcohol, cena, comida, cremas, digestión, emociones, hacer, hambre, , , , , , ser   

    LA CENA IDEAL PARA DORMIR MEJOR 

    Helena González, nutricionista energética y graduada en medicina china, nos regala este post continuación del anterior. Espero que los disfruteis.


    Dime que cenas y te diré como duermes o como te levantas. La última comida del día es la que más nos va afectar a nivel energético y fisiológico durante la noche y en nuestro estado al levantarnos.

    Y, ¿porque es tan importante la cena para dormir y levantarme bien?

    Por la noche, cuando llegamos a casa tarde del trabajo o hemos acabado con todas las tareas del día, es el momento en el que nuestro cuerpo y nuestra mente acumulan más tensión. Hemos estado todo el día haciendo y haciendo, de aquí para allá. Coche, metro, autobús, prisas, agenda, niños, compra, gimnasio… un sinfín de actividades! Seguramente, apenas nos hemos dedicado un momento para encontrarnos con nosotros mismos, para conectar con nuestro cuerpo, nuestras emociones… para SER. HACER es lo que prioriza en nuestra sociedad actual, sin embargo, nuestra alma, no se alimenta del HACER sino del SER.

    Cuando llegamos a casa después de tanta actividad y con mucho cansancio físico y mental, hambrientos, lo que más deseamos es RELAJARNOS, si? Y entonces, la mayoría empezamos a abrir los armarios buscando algo para picar si la cena no está lista, nos relajamos con algo de alcohol, o nos sentamos en la mesa a DEVORAR esa cena. Comemos hasta sentirnos relajados. Y con la barriga llena, nos tumbamos en el sofá, delante el televisor o delante el ordenador. Habrá quien le entre al cabo de un rato, un sopor y sienta una profunda relajación. O por el contrario, después de cenar se sienta aún más activo. Aunque en los dos casos, es probable que al ir a la cama nos cueste conciliar el sueño (insomnio inicial) o nos durmamos profundamente pero entre la 1h y las 3h de la mañana…nos despertemos y empiece el insomnio (insomnio medial).

    ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué no puedo dormir? Estoy ansioso, nervioso, con mucha actividad mental, tenso, activo… ¿porque? Porque estás digiriendo la cena. Esa cena tardía, en la mayoría de los casos, y copiosa (con carne, quesos o embutidos, horneados como pan, pizza, alcohol, fruta cruda (activa)…). Vuestro Hígado en vez de estar descansando, almacenando la sangre (lo hace durante la noche), está haciendo la digestión! Si el Hígado está trabajando, difícilmente puede haber un sueño reparador, y muy probablemente haya insomnio. Vuestro sistema nervioso no está recibiendo suficiente energía para “reparar” y nutrir sus neuronas de toda la actividad mental del día porque gran parte de la energía está en vuestro sistema digestivo! De esta manera, con cenas tardías y densas, es difícil poder tener un sueño profundo y reparador, y levantarme al día siguiente con mucha energía y con ganas de comerme el mundo.

    Entonces, ¿cual es la cena ideal para dormir bien y mejor? Una cena temprana y ligera, y por supuesto que ME RELAJE! Toda esa tensión con la que acabo al final del día, esa inercia de actividad y prisas las puedo relajar con una cena que me de DULZOR y PAZ INTERIOR.

    ¿Qué alimentos me van a dar DULZOR Y RELAJACIÓN? Las verduras dulces como la calabaza, la zanahoria, la chirivia, la cebolla, el calabacín, la coliflor… cocinadas en finas cremas. Las cremas de verduras dulces o los caldos de verduras son platos muy ligeros (la verdura está ya triturada o en caldo) que no implican mucha fuerza de digestión. Al final del día quiero que mi Hígado se relaje, no voy a darle más trabajo!

    Si se tiene más hambre y se cena con unas 3 horas de antelación antes de acostarse, se puede añadir a la crema o caldo algo de pasta o cereal (mejor integral) o proteína vegetal como seitán, tempeh o tofu ahumado. Las verduras hechas al vapor también dan al cuerpo y a la mente una energía de relajación. Sin embargo, las cremas son el plato ideal para conseguir un estado de relajación y quietud por la noche.

    Alguien puede pensar: ¿y sólo eso para cenar? con el hambre que llego yo a casa! Y siempre es bueno preguntarse: ¿Cuántos kilómetros tengo del sofá a la cama? Muy pocos metros, muchos menos de los que recorro cada día durante mi jornada!

    Los alimentos nos dan energía en forma de glucosa para que podamos funcionar y hacer actividades. Para ir a dormir no necesito un depósito de energía lleno, mi cuerpo va estar en ralentí, con una mínima actividad. Por la mañana es cuando debo llenar ese depósito al máximo, para rendir de forma estable durante todo el día!

    Querer quitarnos esa tensión acumulada de todo el día, ese estrés, esa rabia, insatisfacción… devorando comida, es un ERROR. El cuerpo Emocional no tiene dientes! Las emociones las podemos trabajar de otra manera (ejercicios de relajación, inducciones, yoga, masaje…). Recordad: vuestros cuerpos físico, mental y emocional llevan activos, a un ritmo frenético, todo el día, queredlos y no los canséis más. FELICES Y DULCES SUEÑOS!

    Helena Gonzalez

    Podeis consultar recetas en: http://www.vidaenergetica.blogspot.com

    Anuncios
     
    • Christian 09:43 el 16 agosto 2011 Permalink | Responder

      Muy buen post, muchas gracias me ha sido de una gran ayuda. Ahora se porque no puedo dormir, y no volvere a comer cosas pesadas antes de acostarme. =)

    • Daniel 06:46 el 19 abril 2013 Permalink | Responder

      Gracias! muy util

  • Ismael 10:37 el 9 January 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , emociones, identificación, , matrix, , programa, responsable   

    Una vez se va el factor estresante, sigo sin dormir. Por qué no cambio de programa? 

    Personalmente, yo desarrollé insomnio crónico debido a una experiencia, o quizás a un cúmulo de experiencias. Aún así, la propia experiencia no fué la que me hizo desarrollarlo, fuí yo el responsable, el que me identifiqué de tal manera con eso que dejé que me afectara, demasiado. Concretamente mi sistema nervioso fué el que lo sufría, con ansiedades y palpitaciones, y algo de depresión; hasta que llegó el insomnio.

    Fueron mis pensamientos negativos, una vez los hechos “causantes” ya habían pasado, los que me llevaron a desajustar finalmente mi sueño. Culpé a la experiencia, a los protagonistas de esa experiencia, conscientemente e inconscientemente durante mucho tiempo. Esa búsqueda de culpables, ya fueran personas o situaciones, me dejaba a merced de algo que realmente no podía controlar. Y así como veía en la causa del insomnio que sufría algo ajeno, también esperaba que algo ajeno me rescatase, sería un nuevo trabajo, una pareja, una fiesta, una nueva terapia, un golpe en la cabeza…

    dónde estaba el superhéroe que me rescatase de esa pesadilla?

    Me costó lo mío darme cuenta que mis pensamientos eran la clave para volver a dormir mejor, aunque ahora lo vea tan claro. Aún así, después de tantos años los pensamientos negativos habían desarrollado también unas emociones negativas que, en mi caso, no cambiaron al instante. El cerebro se ha descubierto que es plástico, estaba programado de una manera y ahora tenía que reprogramarmelo de nuevo, esta vez con un programa que yo escogía. Si, ya sé que suena un poco Matrix pero es así, nuestro cerebro trabaja como un ordenador y mi trabajo entonces era formatear esas partes que no me dejaban dormir. Tenía unos pensamientos corrosivos sobre el dormir que trabajaría para que se volviesen neutros o positivos. El trabajo sobre las emociones ya vendría después.

    Para toda esta reprogramación tuve la suerte de topar con la PNL (Programación NeuroLingüística): una serie de potentes herramientas terapéuticas que me permitían poder estudiar mi experiencia subjetiva y tomar conciencia de mis patrones, de mi viejo programa, para de esta manera poder darle a mi mente una nueva dimensión, un nuevo programa, más sano, más positivo.

    Para los próximos posts tengo experiencias propias y de otras personas con técnicas cognitivas conductuales. De momento, disfrutad de este video

     
    • aurora 18:56 el 13 enero 2010 Permalink | Responder

      hola ismael:
      antes de nada quiero darte la enhorabuena porque llevo meses leyendo todo lo relativo al “insomnio” que he encontrado en la red y eres de lo MEJOR.
      tengo 35 años y nunca habia tenido problemas para dormir hasta que tuve a mi hijo Hugo hace casi 3 años, creo que el ser madre te cambia el sueño, no vuelves a tener ese sueño reparador de antes pero lo mío ya pasa, con creces, de eso. me paso noches enteras sin poder dormir y lo pero es que veo pasar las horas y me pongo cada vez mas nerviosa con lo que agravo la situación y cada vez va a peor. en estos momentos estoy en la situación de que meterme en cama es horrible porque pienso que no voy a dormir y no duermo.
      he estado tomando orfidal, amsium y actualmente estoy con remedios naturales mezclando gotas de avena, passiflora e hipérico, al principio todo empieza bien pero luego tu cuerpo se habitúa y ya no te hace efecto.
      para la semana que viene empiezo con acunputura y ya te contaré que tal me va aunque leerte me ha enseñado a que debemos dejar de buscar culpables a nuestro problema e intentar buscar soluciones, seguro que la solución está dentro de mí pero no soy capaz de dar con ella y por eso te escribo y te pido que sigas con los comentarios que a mí y mucha otra gente que tiene problemas de insomnio nos servirá de mucho.
      muchas gracias.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar