Actualizaciones recientes Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Ismael 00:52 el 9 February 2014 Permalink | Responder
    Etiquetas: , placebo   

    El efecto placebo del sueño 

    Publicado por 

    Los medicamentos son más eficaces si vienen en píldoras rojas que si vienen en píldoras blancas. Las inyecciones funcionan aún mejor que las pastillas. También son más efectivas las medicinas caras y las que tienen una marca conocida frente a sus equivalentes genéricos. Si el hombre viviera sólo de pan, ninguna de estas cosas debería influir en nuestra salud. Pero el ser humano es una máquina compleja, con muchos botones y un manual de instrucciones voluminoso. A veces las expectativas y la imaginación cuentan tanto como la química. El impacto del efecto placebo no termina en el ámbito de la medicina. Basta con recordar a los trabajadores de un negocio que su actividad diaria tiene efectos positivos sobre la salud para que a lo largo del mes siguiente se reduzcan su índice de masa corporal o la presión arterial. Incluso el rendimiento de una persona en el gimnasio aumenta si le damos una bebida isotónica que no tiene más propiedades que un precio elevado.

    Si alguna vez te has sentido más enérgico de lo normal después de haber disfrutado de un sueño reparador, tal vez también en este caso te estés beneficiando del efecto placebo sin saberlo. Según un estudio que acaban  de publicar Christina Draganich y Kristi Erdal, nuestro rendimiento cognitivo se ve alterado en función de cómo de bien creemos que hemos dormido la noche anterior. A los participantes de estos experimentos se les hacía pensar que se estaba poniendo a prueba una nueva técnica para medir la calidad del sueño. Según se les decía, analizando su actividad electroencefalográfica con un nuevo algoritmo era posible saber si la noche anterior habían dormido bien o mal. Los participantes pasaban por la máquina, permanecían un rato conectados viendo sus propias ondas cerebrales y al terminar ese ejercicio se les decía que según indicaba la máquina esa noche habían pasado más tiempo de lo normal en la fase REM mientras dormían. Se les sugería así que su sueño había sido más profundo de lo normal. Por supuesto, la máquina en realidad no medía nada y la información que se les estaba dando sobre la calidad de su sueño era completamente falsa.

    A continuación los participantes tenían que hacer varias pruebas psicotécnicas. Como te podrás imaginar a estas alturas, los participantes a los que se les había dicho que habían dormido bien hacían estas pruebas mucho mejor que los participantes a los que se les había sugerido que habían dormido peor de lo normal. Lo más interesante es que este rendimiento extra se observaba sólo para las capacidades psicológicas que se sabe que están influidas por la calidad del sueño. Experimentos previos muestran que las capacidades aritméticas, la fluidez verbal y la velocidad de procesamiento visomotor suelen verse afectadas por la pérdida de sueño. Todas estas capacidades se vieron alteradas por el efecto placebo. Sin embargo, no mejoraron en absoluto las puntuaciones en un test de memoria a corto plazo cuyos resultados se sabe que son independientes de la calidad del sueño. En definitiva, bastó con alimentar la imaginación de los participantes durante unos segundos para hacer que se comportaran exactamente como si de verdad hubieran dormido mejor o peor de lo normal.

    __________

    Draganich, C., & Erdal, K. (en prensa). Placebo sleep affects cognitive functioning. Journal of Experimental Psychology: Learning, Memory, and Cognition. doi: 10.1037/a0035546

    Anuncios
     
    • consejos para dormir bien 16:45 el 15 enero 2015 Permalink | Responder

      Buenas tardes!
      Interesante documento, estudiaremos más sobre esto del efecto placebo sin duda, gracias!
      Nosotros tenemos una web sobre la salud y posteamos tambien sobre este tema, por si quieres compartir información

      Un saludo!

  • Ismael 12:58 el 18 November 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: clínica, , , gadget, , , , Zeo   

    Zeo 

    Hola a tod@s!

    Medio año después decido reemprender este blog.
    Ahora también se puede visitar http://coachingsalud.wordpress.com para leer más sobre temas de salud en general

    Hace unos días encontré en la red un dispositivo electrónico que te hace “coaching” para dormir mejor. Por lo que leo está triunfando en los USA y parece que pronto podría llegar a Europa, aunque sea a través de anuncios de teletienda a las 3 de la madrugada (hora ideal para vender esos productos a insomnes)

    Se trata de un aparato que mide las diferentes fases de tu sueño mediante una supuesta cómoda cinta atada a la frente con la que tienes que dormir. Esto es aparentemente mejor que ir a una clínica del sueño y tener que dormir allí enchufado, con cables en la cabeza, en las manos y en las piernas. Quien dormiría de manera “normal” con todo esto y encima fuera de casa? Mmmmhh….yo no!

    Zeo no te mide el oxígeno en sangre (útil para detectar apneas) mientras duermes ni tampoco te mide si tienes problemas de piernas inquietas. Aún así, es un gadget que mide, según las ondas cerebrales, la cantidad y la calidad de tu sueño; cúantas veces te despiertas, cuántas veces sueñas y cuántas veces entras en sueño profundo y reparador.

    Esta información es útil para saber cúales son las mejores horas para irse a dormir y caer en un sueño más profundo, a qué hora me puedo despertar sin sentirme tan dormido por la mañana ni necesitar un café. Queda claro que si nos despertamos durante o al final de la fase REM nuestra mente está mucho más activada para empezar el día…claro está, siempre que nuestro cuerpo haya descansado lo suficiente.

    El aparto cuesta unos 400$, y aunque es principalmente informativo, nos puede ayudar bastante a regular nuestro sueño para tener una mejor calidad de vida.

     
  • Ismael 17:05 el 25 May 2010 Permalink | Responder  

    Más literatura sobre los trastornos del sueño 

    Contraportada de La importancia de los peces fluorescentes, el nuevo libro de Almudena Solana

    Hoy los sueños se tienen de día, en la calle, con los ojos abiertos.

    En la oscuridad de la noche no se sueña más, ni siquiera se descansa.

    Las noches para Luis, Salvador y el doctor Plancton no ofrecen descanso. Luis trabaja como técnico de la Unidad del Sueño de un hospital, cubriendo de electrodos los cuerpos de los que no pueden dormir. Salvador, enfermero prejubilado forzosamente, es insomne desde ese momento. Antonio Plancton es el misterioso y ausente doctor, jefe de Luis. En medio de todos ellos, Laura Lumpe, psicóloga del mismo hospital.

    Las enfermedades del sueño acercan los continentes. De Madrid a Los Ángeles, de la ciudad en la que viven los que no pueden dormir, a la ciudad de los grandes sueños. Trasnochadores e insomnes; trabajadores nocturnos, actores, adictos al glamour o adictos a Internet… Así deambulan nuestros personajes, no sólo en busca de una cura para sus padecimientos nocturnos sino también de respuestas a sus más íntimos anhelos. Sumidos en la oscuridad de su océano, sólo se salvarán si logran ver la luz de los peces fluorescentes.

    La vigilia es el hilo conductor de la última y original novela de Almudena Solana, en la que su autora cuida con mimo cada frase y no deja ninguna palabra al azar; una historia de las que hacen replantearse a uno hasta las cosas más elementales. Su personal estilo narrativo ha sido comparado con las grandes de la literatura francesa actual, como Muriel Barbery o Anna Gavalda.

    Fuente: http://www.almudenasolana.com/

     
  • Ismael 16:09 el 15 May 2010 Permalink | Responder  

    “Invocación al insomnio” por el filósofo Emil Cioran – de cómo la mente compleja puede generar un insomnio fuerte 

    Tenía yo diecisiete años y creía en la filosofía. Lo que no se refería a ella me parecía pecado o basura: ¿los poetas?, saltimbanquis aptos para la diversión de mujerzuelas; ¿la acción?, imbecilidad delirante; ¿el amor, la muerte?, pretextos de baja estofa que se rehusaban al honor de los conceptos. Olor nauseabundo de un universo indigno del perfume del espíritu… Lo concreto, ¡qué mancha!, alegrarse o sufrir, ¡qué vergüenza! Sólo la abstracción me parecía palpitar: me entregaba a hazañas ancilares por miedo de que un objeto más noble me hiciera infringir mis principios y me entregase a las zozobras del corazón. Me repetía: sólo el burdel es compatible con la metafísica; y acechaba –para huir de la poesía- los ojos de las criaditas y los suspiros de las fulanas.

    … Hasta que viniste tú, Insomnio, a sacudir mi carne y orgullo; tú, que transformas al bruto juvenil, matizas sus instintos, avivas sus sueños; tú, que, en una sola noche, dispensas más saber que los días consumados en el reposo, y, en los párpados doloridos, descubres un suceso más importante que las enfermedades sin nombre o los desastres del tiempo! Tú me permitiste escuchar el ronquido de la salud, los humanos sumergidos en el olvido sonoro, mientras que mi soledad englobaba la negrura circundante y se hacía más vasta que él. Todo dormía, todo dormía para siempre. No más aurora: velaré así hasta el fin de las edades: se me esperará entonces para pedirme cuentas del espacio en blanco de mis sueños… Cada noche era igual a las otras, cada noche era eterna. Y me sentía solidario de todos los que no pueden dormir, de todos esos hermanos desconocidos. Como los viciosos y los fanáticos, yo tenía un secreto; como ellos, hubiera constituido un clan, a quien excusarlo todo, darlo todo, sacrificarlo todo: el clan de los insomnes. Atribuía yo genio al primer llegado con párpados pesados de fatiga, y no admiraba a ningún ingenio que pudiera dormir, aunque fuese gloria del Estado, del Arte o de las Letras. Hubiera tributado culto a un tirano que –para vengarse de sus noches- hubiera prohibido el reposo, castigado el olvido, legislado la desdicha y la fiebre.

    Y fue entonces cuando apelé a la filosofía: pero no hay idea que consuele en la oscuridad, no hay sistema que resista las vigilias. Los análisis del insomnio deshacen las certezas. Cansado de tal destrucción, llegaba a decirme: no más dudas: dormir o morir…, reconquistar el sueño o desaparecer…

    Pero tal conquista no es fácil: cuando uno se acerca a ella, se da cuenta de hasta qué punto está marcado por las noches. Si amáis, vuestro ímpetu estará corrompido para siempre; saldéis de cada «éxtasis» como de un espanto de delicias; a las miradas de vuestra excesivamente próxima vecina mostraréis un rostro de criminal; a sus sinceros retozos responderéis con las irritaciones de una voluptuosidad envenenada; a su inocencia, con una poesía de culpable, pues todo se os volverá poesía, pero una poesía de la culpa… ¿Ideas cristalinas, engranaje feliz de pensamientos? Ya no pensaréis más: advendrá una irrupción, una lava de conceptos, sin consistencia ni acuerdo, conceptos vomitados, agresivos, salidos de las entrañas, castigos que la carne se inflige a sí misma, pues el espíritu permanece víctima de los humores y fuera de cuestión…

    Padeceréis por todo, y desmesuradamente: las brisas os parecerán borrascas; los roces, puñales; las sonrisas, bofetadas; las bagatelas, cataclismos. Y es que las vigilias pueden cesar; pero su luz perdura en uno: no se ve impunemente en las tinieblas, no se extrae de ello enseñanza sin peligro; hay ojos que jamás podrán ya aprender nada del sol, y almas enfermas de noches de las que nunca curarán…

     
  • Ismael 12:42 el 16 April 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: alcohol, cena, comida, cremas, digestión, , hacer, hambre, , , , , , ser   

    LA CENA IDEAL PARA DORMIR MEJOR 

    Helena González, nutricionista energética y graduada en medicina china, nos regala este post continuación del anterior. Espero que los disfruteis.


    Dime que cenas y te diré como duermes o como te levantas. La última comida del día es la que más nos va afectar a nivel energético y fisiológico durante la noche y en nuestro estado al levantarnos.

    Y, ¿porque es tan importante la cena para dormir y levantarme bien?

    Por la noche, cuando llegamos a casa tarde del trabajo o hemos acabado con todas las tareas del día, es el momento en el que nuestro cuerpo y nuestra mente acumulan más tensión. Hemos estado todo el día haciendo y haciendo, de aquí para allá. Coche, metro, autobús, prisas, agenda, niños, compra, gimnasio… un sinfín de actividades! Seguramente, apenas nos hemos dedicado un momento para encontrarnos con nosotros mismos, para conectar con nuestro cuerpo, nuestras emociones… para SER. HACER es lo que prioriza en nuestra sociedad actual, sin embargo, nuestra alma, no se alimenta del HACER sino del SER.

    Cuando llegamos a casa después de tanta actividad y con mucho cansancio físico y mental, hambrientos, lo que más deseamos es RELAJARNOS, si? Y entonces, la mayoría empezamos a abrir los armarios buscando algo para picar si la cena no está lista, nos relajamos con algo de alcohol, o nos sentamos en la mesa a DEVORAR esa cena. Comemos hasta sentirnos relajados. Y con la barriga llena, nos tumbamos en el sofá, delante el televisor o delante el ordenador. Habrá quien le entre al cabo de un rato, un sopor y sienta una profunda relajación. O por el contrario, después de cenar se sienta aún más activo. Aunque en los dos casos, es probable que al ir a la cama nos cueste conciliar el sueño (insomnio inicial) o nos durmamos profundamente pero entre la 1h y las 3h de la mañana…nos despertemos y empiece el insomnio (insomnio medial).

    ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué no puedo dormir? Estoy ansioso, nervioso, con mucha actividad mental, tenso, activo… ¿porque? Porque estás digiriendo la cena. Esa cena tardía, en la mayoría de los casos, y copiosa (con carne, quesos o embutidos, horneados como pan, pizza, alcohol, fruta cruda (activa)…). Vuestro Hígado en vez de estar descansando, almacenando la sangre (lo hace durante la noche), está haciendo la digestión! Si el Hígado está trabajando, difícilmente puede haber un sueño reparador, y muy probablemente haya insomnio. Vuestro sistema nervioso no está recibiendo suficiente energía para “reparar” y nutrir sus neuronas de toda la actividad mental del día porque gran parte de la energía está en vuestro sistema digestivo! De esta manera, con cenas tardías y densas, es difícil poder tener un sueño profundo y reparador, y levantarme al día siguiente con mucha energía y con ganas de comerme el mundo.

    Entonces, ¿cual es la cena ideal para dormir bien y mejor? Una cena temprana y ligera, y por supuesto que ME RELAJE! Toda esa tensión con la que acabo al final del día, esa inercia de actividad y prisas las puedo relajar con una cena que me de DULZOR y PAZ INTERIOR.

    ¿Qué alimentos me van a dar DULZOR Y RELAJACIÓN? Las verduras dulces como la calabaza, la zanahoria, la chirivia, la cebolla, el calabacín, la coliflor… cocinadas en finas cremas. Las cremas de verduras dulces o los caldos de verduras son platos muy ligeros (la verdura está ya triturada o en caldo) que no implican mucha fuerza de digestión. Al final del día quiero que mi Hígado se relaje, no voy a darle más trabajo!

    Si se tiene más hambre y se cena con unas 3 horas de antelación antes de acostarse, se puede añadir a la crema o caldo algo de pasta o cereal (mejor integral) o proteína vegetal como seitán, tempeh o tofu ahumado. Las verduras hechas al vapor también dan al cuerpo y a la mente una energía de relajación. Sin embargo, las cremas son el plato ideal para conseguir un estado de relajación y quietud por la noche.

    Alguien puede pensar: ¿y sólo eso para cenar? con el hambre que llego yo a casa! Y siempre es bueno preguntarse: ¿Cuántos kilómetros tengo del sofá a la cama? Muy pocos metros, muchos menos de los que recorro cada día durante mi jornada!

    Los alimentos nos dan energía en forma de glucosa para que podamos funcionar y hacer actividades. Para ir a dormir no necesito un depósito de energía lleno, mi cuerpo va estar en ralentí, con una mínima actividad. Por la mañana es cuando debo llenar ese depósito al máximo, para rendir de forma estable durante todo el día!

    Querer quitarnos esa tensión acumulada de todo el día, ese estrés, esa rabia, insatisfacción… devorando comida, es un ERROR. El cuerpo Emocional no tiene dientes! Las emociones las podemos trabajar de otra manera (ejercicios de relajación, inducciones, yoga, masaje…). Recordad: vuestros cuerpos físico, mental y emocional llevan activos, a un ritmo frenético, todo el día, queredlos y no los canséis más. FELICES Y DULCES SUEÑOS!

    Helena Gonzalez

    Podeis consultar recetas en: http://www.vidaenergetica.blogspot.com

     
    • Christian 09:43 el 16 agosto 2011 Permalink | Responder

      Muy buen post, muchas gracias me ha sido de una gran ayuda. Ahora se porque no puedo dormir, y no volvere a comer cosas pesadas antes de acostarme. =)

    • Daniel 06:46 el 19 abril 2013 Permalink | Responder

      Gracias! muy util

  • Ismael 19:35 el 15 March 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: ansiedad, calor, canal central, chakras, , corazón, digestiones, energética, estómago, fluidos, frío, , , , meridianos, prisas, pulmones,   

    Vision energética del insomnio 

    Información mayoritariamente extraída del libro “Nutrición Energética y Salud” del Dr. Perez-Calvo.

    Cuál es la razón para que en ocasiones nos cueste tanto hacer algo tan natural como dormir y recuperarnos durante la noche?

    Desde el punto de vista de la medicina energética, el hecho de dormir implica que la conciencia abandona la parte externa del cuerpo para recogerse en su interior, en su eje, conocido por las medicinas orientales como canal central.

    El cuerpo humano está recorrido por un canal central que va  desde la punta de la coronilla hasta el perineo, atravesando de arriba a abajo todo el organismo. Este canal central está flanqueado por dos canales laterales a lo largo de los cuales también circula la energía. Alrededor y a lo largo del canal central se encuentran también los llamados chakras, centros de energía encargados de distribuirla por los meridianos, órganos y tejidos del cuerpo. El canal central es el que se ocupa de absorber la energía para que sea posible dormir. Si se presentan dificultades en esta absorción, pues no se puede conciliar el sueño debidamente

    Antes de enfilar el camino del canal central, la energía debe pasar por el hígado y el corazón. Cuando el hígado está contraído, fruto muchas veces de algún problema emocional que obiliga a la contención, la energía no es capaz de atravesarlo y llegar al canal central. Surge entonces ese tipo de insomnio que suele ir acompañado de pensamientos obsesivos, estado emocional alterado, fijación por determinadas ideas o asuntos conflictivos, etc. Se trata del clásico insomnio que sufrimos cuando un problema nos lleva de cabeza y nos fuerza a estar dándole vueltas toda la noche. En estos casos, lo conveniente es solucionarlo o, cuando almenos, vislumbrar la posibilidad de hacerlo. Una vez que el conflicto se resuelve, las dificultades para dormir desaparecen.

    Otro desarreglo muy común relacionado con el insomnio es el exceso de calor en el corazón y pulmones. Cuando tenemos un buen estado de salud, la zona superior del cuerpo se mantiene algo más fresca que la zona inferior. En una situación ideal, las manos y la cabeza, por ejemplo, acumulan menos calor que el resto del organismo. Como sabemos, la cabeza soporta muy bien el frío ambiental; en cambio, los riñones o la zona intestinal pueden sufrir serios problemas de salud si se ven atacadas por él.

    El frío tiene una dirección descendente y el calor ascendente, y por lo común las temperaturas se mezclan – a través de los meridianos energéticos de la medicina tradicional china – sin alterar el normal funcionamiento del organismo. Los problemas de insomnio aparecen cuando, por uno u otro motivo, el calor se asienta en la parte superior del cuerpo. Cuando eso se produce, la energía de corazón se agita de modo que el canal central no puede absorberlo. Si a ello se une la presencia continuada de frío en la zona abdominal, el desarreglo puede llegar cronificarse. El frío en la zona abdominarl fomenta las digestiones débiles, que a su vez son el motivo de que la parte de arriba del cuerpo no se nutra como es adecuado. De ahí la pérdida de capacidades mentales y de memoria y la aparición del insomnio. El exceso de calor y sequedad en el corazón genera ansiedad o angustia, sensaciones que tienen tendencia a prolongarse de forma indefinida si no se repara en cuál es la raíz del problema.

    A menudo el exceso de energía, o exceso de “fuego”, en el corazón, tiene que ver con un exceso de fuego en el estómago, con un posible exceso de acidez, con la sed o el hambre.

    Otra causa de insomnio, de consecuencias menos graves, es la deficiencia de sangre o fluidos en el corazón o el pulmón. En este caso el corazón también padece un exceso de calor, pero éste no es fruto del fuego que asciende del hígado o el estómago, sino de la falta relativa de fluidos que se ocupan de refrescarlo. Esa carencia produce dificultad para conciliar el sueño o hace que uno se despierte varias veces durante la noche, pues el sueño se vuelve excesivamente superficial. En este caso lo que hay que hacer es nutrir la sangre mediante alimentos que ayuden a hidratar el corazón

    Por otra parte, es posible saber cuál es el órgano que está en la base del desarreglo si antendemos a la hora en que nos despertamos. Cuando uno se despierta entre la una y las tres de la mañana, el problema de fondo suele ser un exceso de energía en el hígado. Si lo hace entre las tres y las cinco, el órgano sobrecargado es el pulmón y corazón (relativo a los fluidos que ya hemos comentado). Cuando el insomnio se produce a partir de la cinco, seis de la madrugada (siempre teniendo en cuenta que hablamos de horas solares), éste está vinculado con un exceso de energía en el intestino grueso o en el estómago.

    Por último, también las prisas calientan la zona del corazón. Según la medicina tradicional china, la persona que sufra de insomni debe organizar su agenda de modo que disponga de tiempo de sobra para llevar a cabo sus tareas diarias. Debe acostumbrarse, en definitiva, a desenvolverse lentamente, lo cual le ayudará a no calentar demasiado la zona del plexo cardíaco. La prisa sistemática suele producir ansiedad y calor en el corazón.

    Próximo post sobre cómo tratar estos desequilibrios mediante una adecuada alimentación


     
  • Ismael 20:14 el 28 February 2010 Permalink | Responder  

    Para dormir bien: una ramita de valeriana bajo la almohada 

    Cómo me encantan algunas CONTRAS de la Vanguardia!

    Un ejecutivo acosado laboralmente es abordado por el camarero que le sirve café cada día para decirle.: “Usted sufre mucho ¿no?” Desde ese momento, su vida da un giro radical, que comienza con su revolución interior. Una buena manera para dormir de nuevo, también, y más profunda que la ramita de valeriana bajo la almohada que “la bruja” de su abuela utilizaba.

    Entrevista a David Martín, escritor.

    “Aquel cazador de brujas no pudo con las de Arnes”

    VÍCTOR-M. AMELA – 27/02/2010

    Tengo 39 años. Nací en Barcelona y vivo entre Barcelona y Arnes (Terra Alta). Hice otras cosas…, ¡pero soy escritor! Vivo en pareja. ¿Política? ¡Ojalá fuese más creativa y coherente! ¿Dios? Lo que importa es el potencial de cada persona, al margen de sus creencias

    -Hice otras cosas…, ¡pero soy escritor!”, dice.

    Sí. Lo soy: ya está.

    -¿Qué cosas hizo?

    Apenas dos años atrás yo era un ejecutivo de corbata y maletín, gestionaba proyectos técnicoadministrativos…

    -¿Y hoy escribe novelas?

    Sí. Yo era un tipo amargado, desgraciado, insatisfecho, sentía que quemaba mi vida, sumido en la ansiedad… Llegué a tomar tres ansiolíticos cada noche… Casi enloquecí.

    -¿Y cómo dijo adiós a todo eso?

    No fue fácil, ya que uno cree que jamás podrá hacer algo distinto de lo que está haciendo… Fui víctima de mobbing y tuve que cogerme algunas bajas…, tras las que siempre regresaba a la tortura. Hoy veo que me faltaba valor para respetarme y salir de allí.

    -¿Alguien le ayudó?

    Intenté dejar las pastillas practicando yoga, y eso me ayudó. Pero mucho más me ayudó aquel camarero…

    -¿Qué camarero?

    Yo entraba en un bar alguna mañana, con mi traje, mi corbata y mi maletín, amargado, y con medio gruñido pedía al camarero: “Un cortado”. Me lo tomaba sin hablar ni levantar la cabeza y me largaba. Pero un día…

    -¿Qué?

    El camarero salió de detrás de la barra, se sentó a mi lado, se sirvió un whisky, se lo tomó de un trago y me espetó: “¿Tú sufres mucho, no?”.

    -¡Qué confianzas…! ¿Qué hizo usted?

    Le miré cabreado, poniéndole cara de “¿y tú de qué vas, capullo?”. Él, con media sonrisa, añadió: “Recuerda que lo más importante de tu vida es que te respetes a ti mismo”. Salí de allí y, en la calle…, rompí a llorar.

    -Vaya con el camarero terapeuta…

    Sin saberlo, él cambió mi vida: ¡hoy soy el tipo más feliz del mundo!

    -¿Y en qué consiste eso?

    En reconciliarte contigo mismo. En mi caso, consistió en abandonar aquel empleo que estaba a punto de volverme loco (literalmente), y perseguir mi sueño de niñez: ser escritor. Lo hice, y publiqué un manual basado en mi experiencia, La (r) evolución interior…

    -¿Autoayuda?

    Algo así, sí. Gustó, por lo que me encargaron después que escribiese otro libro del mismo corte, pero entonces les dije: “No”.

    -¿No?

    Ya no tenía mucho sentido para mí hacer eso, pues ya estaba reconciliado con mi interior…, pero sí brotó la necesidad de reconciliarme con mis mayores, con mis raíces.

    -¿Qué raíces?

    Yo crecí en este pueblo pequeño, apartado y paradisiaco, el de mi padre, el de mis abuelos, que vivían del campo. Y sentí que debía homenajearlos, rendir tributo a estas raíces.

    -¿Qué pueblo es este?: sitúelo.

    Arnes, ante las montañas de los Ports: es la Terra Alta, el último pueblo del sur de Catalunya por el interior, en la raya de Aragón.

    -Formidables paisajes, veo…

    La helada de 1958 arruinó campos y ganados. Mis padres, payeses y carniceros, emigraron a Barcelona, donde nací. Pero cada verano lo pasé aquí, desde el día después de acabar el cole hasta el día antes de volver.

    -¿Qué recuerdos atesora?

    Pisaba la tierra del huerto de mi abuelo, con él cogía tomates, melones, sandías… Nadaba en las pozas de los ríos, veía cabras salvajes y buitres, olía el romero, iba en bicicleta, viví el primer amor, el primer beso… Comíamos pipas en la plaza y veíamos el atardecer tiñendo las rocas de los Ports… ¡Entiendo que el joven Picasso se prendase de esto!

    -¿Hasta qué época se remonta la historia del pueblo de Arnes?

    Tuvo presencia íbera, y luego una alquería sarracena, y hay vestigios de un fuerte árabe, y encima de un castillo templario, y por aquí se refugiaron cátaros fugitivos en el medioevo, y también hubo brujas…

    -¿Brujas?

    En el año 1548 se presentó en Arnes un cazador de brujas, Joan Malet, de Flix, y acusó a un par de mujeres del pueblo de hechicería. Y sucedió algo fenomenal: todo el pueblo se conjuró para protegerlas, y el tal Malet tuvo que largarse de Arnes sin sus presas…

    -Historias de días remotos…

    Sí, aunque mi misma abuela seguía siendo algo bruja: siempre tenía a mano algún remedio casero, heredado de su abuela, y esta de la suya… ¡Saber popular ancestral!

    -Páseme uno.

    Para dormir bien: una ramita de valeriana bajo la almohada. Contra la alopecia: loción de aceite de oliva con ocho nueces peladas, maceradas al fresco durante una semana…

    -Esas raíces quiere homenajear, ¿no?

    Sí, lo he hecho mediante una novela. Y también por eso rehabilito la casona familiar, en la muralla del castillo, con cimientos de hace mil años…

    -¿Quedó atrás aquella insatisfacción?

    Sí, porque ya he entendido que no estamos aquí para pagar una hipoteca. Y que somos magos: tenemos capacidad para crear nuestro presente.

    -¿Y para qué diría que estamos aquí?

    Para crear (un libro, un dibujo, una obra, una casa, esta entrevista, una familia…) y para compartir. Yo no tengo un duro, pero estoy feliz: ¡estoy creando y compartiendo!

    -¿Y cuál es hoy su sueño?

    Retirarme a una masía de la Terra Alta, ante los Ports, junto a un olivo, dos viñas, un limonero, un cerezo y dos gallinas. Y un día morir allí con una sonrisa.

     
  • Ismael 23:35 el 22 February 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , consulta, , , kinesiologia holistica, , , , , , respiración   

    Consulta de Coaching Salud y algo más de higiene del sueño 

    Últimamente ando algo ocupado con nuevos proyectos. Estoy profundizando bastante en el método Sounder Sleep System® de Michael Krugman del cuál soy alumno y empezando un máster de Fisiologia y Medicina del Sueño por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla), entre otras cosas.

    Cambio el Laboratorio por el Coaching después de mucha práctica con compañeros, familiares y amigos y de casi dos años formándome en PNL (Programación Neurolingüística) con Alejandro Cuellar, reconocido coach a nivel nacional e internacional.

    Tengo consulta privada en Barcelona (en Rambla Catalunya con Gran Via) y en Manresa. Mi excelencia es el coaching para estar sano, utlizando tanto herramientas de la PNL como de la Medicina Tradicional China y la Kinesiologia Holística.

    Dispongo de una nueva web http://www.coachingsalud.com/ que de momento apunta a este blog. En breve habrá restructuración de web & blog.

    Para terminar con el post, algo más de higiene del sueño. Yo en esto soy muy precavido porque no hay recetas universales y si alguien es feliz tomando café o fumandose un cigarrillo, quién soy yo para prohibírselo? Quizás no sea eso lo que le impide dormir…

    No somos todos iguales, aunque si que haya tendencias bioquímicas y creencias comunes, si no la ciencia no tendría sentido. Cada uno debe descubrir (solo o con ayuda) qué pensamientos, qué factores ambientales, qué patrones de comportamiento, qué emociones le impiden dormir. Parece complicado pero en ocasiones no lo es en absoluto, solamente hace falta observación y voluntad para cambiar.

    Y cuando hablo de dormir también puedo hablar de relajarse, porque también es importante poder estar en la cama en un estado de relajación, sin ponerse a dar vueltas o pensar en que hay que hacer mañana o cómo de mal estaré si no consigo pegar ojo. Si yo estoy relajado será mucho más fácil que me vuelva a dormir. Parece obvio pero no lo es tanto cuando en medio de la noche el insomnio nos arranca de los brazos de Morfeo. En lugar de maldecir o agitarse, vale la pena centrarse, observar el cuerpo y la respiración y volver a dejarse llevar por la pasividad de la noche.

    Ahora que llevo tiempo aprendiendo a gestionar mis emociones y pensamientos, que me relajo cuando quiero, descubro que en ocasiones, la cena y la temperatura de la habitación son los factores que más me influyen en la calidad de mi sueño. Así que el próximo post seguramente lo haré sobre la relación del dormir con la nutrición. La temperatura, basta que regule el termostato a la adecuada.

    Existen muchas webs donde puedes encontrar pautas de higiene del sueño

    http://www.institutodelsueno.cl/higiene.html

    http://www.psicologia-online.com/autoayuda/insomnio/higiene_sueno.shtml

    así que no voy a copiar lo que dicen otros.

    Observa y cambia lo que necesites.

    Descansar y dormir mejor a mi me vale la pena. Y a ti?

     
    • Un Buen Doctor 17:24 el 26 febrero 2010 Permalink | Responder

      Interesantes artículos. Es verdad que más allá de dormir es importante relajarse y descansar.
      Saludos!

  • Ismael 14:29 el 4 February 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: adenosina, cafeina, , consejo, efecto secundario, fármaco, higiene, , neuroquímica, salud, síntoma   

    Café y pastillas 

    Eres de los que tiene problemas para dormir y estás cansado de escuchar siempre el mismo consejo de la abuela, las mismas reglas de higiene para el sueño?

    Honestamente, has probado de cumplirlas o inconscientemente te dejas llevar por el placer de romperlas? “A mi, la copita de vino para cenar y el cafecito por la mañana no me los quita nadie”, “En casa comemos normalmente pasadas las 22h y me voy a dormir con el estómago lleno”, “Tengo futbol a las 21h y llego a casa con demasiada energía para acostarme”

    Para el que realmente tenga problemas para dormir y apueste por solucionarlos, existen ciertos consejos, que si bien no son universales, no está de más que observemos nuestra reacción cuando los cumplimos y cuando no.

    Empecemos por la cafeína, por ejemplo. Te diría que la evitases, a ver qué pasa. Yo tengo amigos que se toman dos cafés antes de acostarse y duermen como niños durante 12 horas. Yo no soy de esos, en época de insomnio, el café de la mañana puede activarme demasiado aún estando cansado. Luego, mi cuerpo y mi mente estaban agotados y tensos a la vez: mala combinación para dormir. La cafeína actúa cambiando la química del cerebro. Bloquea la acción de un neuroquímico llamado adenosina que facilita el sueño. Debido a que se parecen estructuralmente estas 2 moléculas, una compite con la otra para conseguir enlazarse con la molécula receptora. Una vez enlazados, la respuesta nerviosa será de sueño o de activación, dependiendo de quien ganó la partida, si la adenosina o la cafeína.

    Algunos científicos dicen que a los que sufren de insomnio les falta adenosina, podría ser verdad o no, aunque debido a que hay miles y miles de reacciones neuroquímicas y fisiológicas que influyen en el sueño y que la mayoría se desconocen por el momento, puede ser que una pastilla de adenosina, si es que ya es comercial, te ayude o no a dormir, dependiendo del desequilibrio neurofisiológico que uno tenga. Y como no se conocen la mayoría de reacciones químicas que pasan nuestro cuerpo es todavía imposible hacer un mapa de la química cerebral para saber donde hay un valle o una montaña, y como estan estos valles y montañas interconectados. Así que mientras, las farmacéuticas van matando moscas a cañonazos, y sin GPS.

    Todos los fármacos están hechos para modificar un receptor específico o una família específica de receptores. En el caso de los fármacos para dormir (benzodiacepinas, antidepresivos) puede que tengamos un sueño profundo pero no lo sentimos como natural. Un fármaco siempre pondrá un parche en un sistema del cual todavía se conoce muy poco, arreglará una cosa para estropear otra. Siempre habrá en farmacia el efecto secundario, el daño colateral. Con los productos naturales igual aunque mucho más suaves. Aquí está nuestra decisión, la remisión del síntoma nos compensa o no ? Qué tipo de efecto secundario tengo ahora? Si para dormir algo más, tengo que sentirme más ansioso durante el día, me tiene que oler el aliento o mis digestiones llegan a ser muy pesadas, me compensa?

    Aunque a menudo no es fácil separar el efecto secundario del propio síntoma. Un ejemplo simple: “Tomo pastillas para el insomnio, y hoy estoy cansado, y me duele la cabeza”. Seguro que el dolor de cabeza puede ser atribuido al cansancio aunque también podría serlo a las pastillas, o a una discusión en el trabajo de la que ni nos acordamos ya. O a todo un poco quizás.

    La salud, como la felicidad, es una decisión. Por lo que he escrito antes puede parecer que esté en contra de los fármacos pero no es así, estoy en PRO de la salud.  Si los fármacos me compensan y me pueden ayudar a estar más sano, seré el primero en tomármelos.

    Para poder decidir mejor, apuesta por tí, por conocer más y mejor tu cuerpo, tus reacciones al entorno (que no siempre serán las mismas).

    Escúchate, obsérvate.

    Y esto puede ser que sea el mayor consejo y la mayor putada. Es un consejo de doble filo afilado. Con él, uno puede caer en la obsesión y en la hipocondría si quiere – me duele algo siempre y tengo todas las enfermedades sobre las que leo en internet – o puede separarse sentimentalmente de sí mismo y observar, sin juicios. Lo primero no cuesta nada, lo segundo cuesta toda la vida.

    “Y tu, qué pastilla escoges?”

    Sé que esto es muy filosófico pero para mí se presentó con una metáfora muy similar, así que ahí lo dejo. Quien quiera profundizar o compartir experiencias, que lo haga; si no, que espere, supongo que estos temas irán saliendo a menudo, compaginados con la neuroquímica del sueño, o con tratamientos orientales para dormir mejor…todo el blog, muy holístico él!

     
  • Ismael 01:05 el 29 January 2010 Permalink | Responder
    Etiquetas: , , cuerpo, fase REM, inconsciente, , , realidad, sistema, subconsciente,   

    Subconscientes 

    Mientras dormimos no somos conscientes ni de nuestra mente ni de nuestro cuerpo. Aquí me gustaría aclarar que estamos en el s. XXI y ya disponemos de suficientes pruebas neurológicas como para no seguir haciendo separación entre mente y cuerpo, así que dejad que me corrija y prosiga diciendo que nuestro sistema mente-cuerpo sigue activo mientras dormimos. No estamos muertos. Sobretodo cuando soñamos aún “estamos más vivos” que en ciertos momentos de nuestra vida despierta. Parece ser que se nos mueven más músculos soñando que estirados en el sofá viendo la televisión.

    Así como McLean habla del cerebro triple (http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_MacLean), a mí me gusta dividir el sistema cuerpo-mente también en 3: consciente, subconsciente e inconsciente. Al dormir profundamente funcionamos exclusivamente con el piloto automático: el inconsciente, que nos mantiene vivos controlando nuestra respiración, la circulación y todas las miles de reacciones que tienen lugar en nuestro cuerpo sin que nuestra consciencia pueda interferir, o hay alguien que controle sus latidos o su nivel de leucocitos en sangre?

    El inconsciente siempre está, nos mantiene vivos, y quiere nuestra supervivencia por encima de todo. Cada vez dormimos menos tiempo exclusivamente con el inconsciente, en sueño profundo. Parece ser que el subconsciente se lleva más protagonismo del que debería gracias a nuestros miedos, preocupaciones, ansiedades, fobias. Del consciente ya hablaremos en otro post, pues ya que no lo utilizamos demasiado, almenos se merece un post para él solito.

    La fase REM del sueño es necesaria para consolidar la memoria por ejemplo, es una fase que no aparece en determinadas enfermedades degenerativas como el Parkinson por ejemplo. Yo he estado años sin acordarme de los sueños, y no por ello he dejado de entrar en fase REM. Acordarse de haber soñado o no puede que dependa de nuestra intención para hacerlo, o de nuestro estado durante el día. En mi etapa de insomnio, o tenía pesadillas o no me acordaba de nada de nada. Mi sistema iba bajo mínimos durmiendo tan poco que mi inconsciente ya se encargaba de administrar esas pocas horas de sueño y repartirlas donde más lo necesitaba, mejor mantenerme sano que acordarme de mis sueños. Y cuando tenía pesadillas pues no les hacía caso, no sabía leer mi subconsciente.

    Cuando soñamos seguimos con el inconsciente, obviamente, no dejamos de respirar y nuestro corazón sigue latiendo. Aunque también damos paso al subconsciente en forma de sueños, donde nos aparecen símbolos o mensajes encubiertos que sería interesante que escuchásemos y le diéramos significado para mejorar nuestro consciente, nuestra vida despierta, DESPIERTA de verdad!

    No es fácil hablarte en un post de cómo interpretar los sueños o del lenguaje simbólico. No hay normas, pues la realidad es subjetiva, diferente para cada uno. Si yo sueño con agua y tu también, te aseguro que no querrá decir lo mismo, porque lo importante de los sueños son los detalles, los matices. Como estaba esa agua? Turbia, clara, agitada, tranquila. Y aunque soñemos con el mismo tipo de agua, mi interpretación honesta sobre qué quiere decir ese tipo de agua para mí puede que difiera del significado que tiene para tí. Puede ser que para mí el agua agitada signifique libertad pero para tí puede que sea duda, o al revés.

     
    • poesist 01:18 el 29 enero 2010 Permalink | Responder

      Me pareció muy interesante este post, sobretodo por que recientemente tuve muchos problemas de depresión/ansiedad que derivaron en trastornos del sueño como el insomnio, el dormir mucho (que no sé si exista una palabra para definirse) paralisis del sueño, pesadillas, muchas cosas. Estoy en tratamiento y me he fijado que desde que empecé en serio a tomar mis medicinas, todas las mañanas me despierto y recuerdo muchos detalles de mis sueños, donde hacía años que no podía. Simplemente se me hace una observación interesante. Me gusta mucho tu blog, un abrazo desde México.

      • Lluna 17:31 el 8 febrero 2010 Permalink | Responder

        Hola!
        Yo siempre he tenido mogollón de problemas para dormir, hubo una época que de cada 3 noches, dormía sólo una… Nunca tomé ninguna pastilla, valeriana como mucho…
        Ahora puedo dormir 10 horas sin problema y dormir la siguiente noche, lo único que he hecho es dejar el café… Y eso que antes me lo tomaba sólo por la mañana (porque me moría de sueño, claro…)
        Pues eso… que animo a la gente a que deje el café, afecta mucho más de lo que nos pensamos.
        Un beso

    • Ramon 20:16 el 17 febrero 2010 Permalink | Responder

      Hola,

      Mi respuesta no es acerca de las soluciones al insomnio que yo tambien padezco de vez en cuando (y aun estoy investigando). Te escribo porque dices que no separas o no hay que separar la mente y el cuerpo, y al parecer obvias temas como la paralisis del sueño o el sonambulismo que se explican únicamente por esa separacion. Te lo digo porque yo lo he sufrido durante años y se de que hablo.

      No me puedo extender demasiado, al menos en este primer post pero quiero comentar por que si existe una separacion.
      Mi estudio se basa en mi experiencia personal de mas de 15 años teniendo sueños lucidos parálisis del sueño y otros fenómenos.

      Según mi estudio diría que existen dos partes diferenciadas: llamemos mente y cuerpo, pero existe también lo que yo llamo el “yo” o consciente que esta contenido en la mente. Tanto el “yo” como el cuerpo están conectados a la mente por las vias normales (nervios o neuronas)
      El cuerpo consiste en los musculos, organos y sentidos. La mente es un centro de control y el “yo” es nosotros mismos (nuestro elemento racional). Son pues tres elementos en juego.

      Adicionalmente la mente tiene una imagen virtual tanto del cuerpo como del “yo”, asi podemos mover nuestro cuerpo dentro de un sueño sin realmente movernos, y podemos tomar decisiones dentro de los sueños sin estar despiertos. A estos dos estados virtuales les podemos llamar yo pasivo o subconsciente y cuerpo pasivo.
      Visto de otra manera durante el sueño tanto el cuerpo como el consciente descansan y es entonces cuando estas partes son “simuladas” dentro del cerebro para que los sueños puedan funcionar.
      Los diferentes estados en que esos elementos existen son cuatro y son los siguientes:

      1. Estado despierto
      El yo esta activo o consciente y el cuerpo esta tambien activo, ambos estan “conectados” con la mente. Los pensamientos pasan por el yo y los estimulos van hacia el cuerpo fisico.
      2. Estado de sueño (normal)
      El yo esta pasivo o subconsciente y el cuerpo esta desconectado o en su variante pasiva. Ambos elementos son “simulados” y en los sueños somos tanto capaces de movernos como de aparentemente tomar decisiones, aunque no sabemos cual es proposito o la manera de pensar (cuando despues, una vez despiertos lo pensamos)

      3. Hipersueño y paralisis del sueño
      El yo esta activo y el cuerpo esta desconectado. Se tiene la sensacion de sueño hiperreal o de paralisis, debida principalmente a la imposibilidad de actuar sobre los musculos (porque el cuerpo esta desconectado o dormido). El consciente actua sobre la imagen en la mente del cuerpo real. Si el consciente no es capaz de actuar sobre la imagen entonces se produce la paralisis del sueño, y si si puede actuar sobre la imagen entonces se producen sueños lucidos, de mucha realidad en los que tenemos la sensacion de vivir una realidad cuasi real, dificil de diferenciar y en la mayoría de casos se suele “volar”, etc. Esto también se llama “viajes astrales” aunque que quede claro que yo soy científico y eso me parece una manera fantástica de nombrarlo.

      4. Sonambulismo
      El yo esta pasivo o sea subconsciente y el cuerpo esta activo o sea conectado con la mente. Los sueños transmiten normalmente los impulsos de movimiento hace el cuerpo fisico y existe un movimiento real controlado por el subconsciente.

      En realidad no deberían existir los estados 3 y 4 pero tanto en el momento de despertar como dormir pueden existir ciertos problemas de sincronizacion en ciertas personas mas que en otras y por lo tanto suceden esos casos. El caso 3 se da en la vigilia, aparentemente porque el cuerpo se desconecta antes que nosotros nos dormimos. El caso 4 ocurre durante el sueño y sus causas son mas desconocidas (para mi)

      Para acabar con este resumen solo un dato, alucinaciones visuales tanto como ruidos, etc muy comunes en momentos del sueño son producidas por el cuerpo virtual, es decir la imagen virtual del cuerpo , que por supuesto contiene ojos oidos , etc de ahi recibimos muchas cosas que obviamente no son reales.

      Bueno siento si no se entiende todo, lo escribí todo un poco atropelladamente.

      Saludos.
      Ramon.

      • Ismael 00:00 el 23 febrero 2010 Permalink | Responder

        Hola Ramon, te agradezco tu post. Por lo que veo, tu tienes más experiencia que yo en estos temas y lo que me explicas parece bien documentado. Lo que mi experiencia me dice es que la mayoría de problemas de salud que tenemos son conflictos que no sabemos gestionar emocionalmente y se traducen en bloqueos energéticos, desordenes orgánicos o enfermedades. Digo la mayoría porque no sé tanto como para decir “todos los problemas de salud”.

        No solamente tenemos neuronas en el cerebro, y eso ya se sabe científicamente desde hace algunos años. Por lo tanto, si el pensamiento nos provoca una emoción y la represión de esta emoción un bloqueo o enfermedad en el cuerpo, para mí no existe separación entre cuerpo y mente, son la misma cosa. Vuelvo a decir “para mí”, aunque es el modelo para explicar la salud que mejor me funciona.

        Gracias de nuevo por tus comentarios

        • SANDRA 18:46 el 13 diciembre 2016 Permalink

          BUENOS DIAS A TODOS …EN ESTE MOMENTO ESTOY VIVIENDO UN CASO DE NO PODER DORMIR, Y MI ESPOSO ESTA DEMACIADO DEBIL. NO SE QUE HACER Y A DONDE ACUDIR..SI ALGUIEN ME PUEDE AYUDAR SE LOS AGRADESCO.

      • Georgina Leal 18:32 el 3 agosto 2016 Permalink | Responder

        My name is Georgina, I have a problema I can´t not sleep at night and I get desperate , when I wate up , sunrise I feel tired and I want to continue sleeping.
        I only sleep litee four hours a day. I thinte that heve enough energy the rest of the day at work or at school. I have been having this so prblem. For about 2 months , what do you me in this case.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar